sábado, 25 de enero de 2014

¡Mi abuelo es un beatle! Capitulo 8

La separación había resultado mas difícil de lo que creía. Extrañaba a Jeremy y a la vez la fastidiaba, porque él la llamaba mínimo tres veces por día, para pedirle que volvieran. Había sido su primer novio y desde hacía un tiempo estaban juntos, y ahora ya no estaba con él, lo que suponía un vacío y un alivio al mismo tiempo.
Se rascó la cabeza, mirando por la ventana hacia el patio interior del hotel, siempre tan sucio. Otra vez llovía a cántaros y en poco rato tenía que salir a hacer algo muy importante, quizás lo más importante de su corta vida.
Se arregló y trató que su cabello le obedeciera, pero la humedad hacía de las suyas con él, así que se resignó y se lo tapó con la capucha de su enorme camperón verde.
Esperó bajo la lluvia hasta que pasó un taxi y se subió, chorreando agua. Ya anochecía.
Después de varias vueltas, el taxi frenó frente a un edificio de aire distinguido. Era el laboratorio más importante de la ciudad. Midori le pagó al taxista con una mueca en la cara, ya le estaba quedando poco dinero en los bolsillos.
Cuando entró, escurriéndose por el agua que se había agarrado con la carrera desde el taxi a la puerta, vio tapados hasta los ojos a Paul y Ringo, sentados sin hablarse.
-Aquí llegó la causante de todo esto.-dijo Paul.
-No se quejen, los he juntado. Aunque así vestidos parece que se hubieran escapado de un asilo de ancianos.
-Si hubiéramos hecho eso, no estaríamos esperando a un doctor…-refunfuñó Ringo.
-Ay, ay, están viejitos y enojones.-Midori se sentó en medio de ellos y les sonrió.
-Lo lograste, chiquilla.
-Así es, Sir Paul. Ahora, hablando en serio, quiero agradecerles que hayan venido. Temía llegar y que no estuvieran.
-No creas que no nos arrepentimos, pero aquí estamos.
-Bueno, gracias por eso.
Un hombre y una mujer, vestidos con impecables guardapolvos blancos con el logo del laboratorio y sus nombres bordados, salieron de una oficina y los miraron. La mujer sonrió.
-Bienvenidos. Pasen, por favor.
**********
-Sólo respira, no pienses en que te van a pinchar.
-Pero…es grande. –miró a Ringo con angustia.
-¡Ey Midori! Mira aquí, soy Paul, ¿quieres que te cante?
-No, gracias.
-¡Yo sí! –exclamó la doctora que intentaba extraerle sangre a Midori.
-Bueno, comenzaré…
-¡¡¡AYYYY!!! ¡Duele!
Tapándose los ojos con el brazo libre, Midori aguantó hasta que su sangre llenó una jeringa. Paul cantaba una canción que ella no conocía, pero que al parecer la doctora sí y lo miraba embelezada. Midori sólo rogaba que la mujer, en su tontera por Paul, no hiciera alguna estupidez, como sacarle sangre de más o destrozarle una arteria. En todo el transcurso de su plan, había olvidado el pánico que le tenía a los médicos  y principalmente, a las agujas. Si lo hubiera recordado, seguramente no hubiera buscado a su abuelo.
-Bien, ya está. –la doctora, a la que el endulzamiento aún le duraba, le apretó un trozo de algodón en el lugar de la extracción. -¿Te sientes bien?
-Digamos que algo mareada…
-Se le habrá bajado la presión.-Ringo buscó en los bolsillos de su enorme sobretodo-Tengo semillas de girasol, ¿te gustan? Son saladas, te ayudarán.
Midori sólo asintió y extendió su mano. Se sentía débil.
-Ni bien estén los resultados, les avisaremos. –informó el doctor-Eso sí, tardarán un poco, es un estudio que se debe hacer con paciencia y cuidado.
-No importa, lo que sí le pido es, por favor, discreción.
-Pierda cuidado señor McCartney.
Ringo ayudó a Midori a bajar de la camilla y la llevó del brazo hasta la puerta de salida. Desde allí vieron a los coches que los esperaban.
-Te llevaremos a tu casa, llueve mucho. Midori…
-¿Qué?
-Paul, esta chica no está bien.
-No se preocupen…
-Pero estás pálida y como ida. Vamos, te llevaré a mi casa, descansarás un poco.
-¡No, Paul! –gritó angustiada.
-Shh…nos puede reconocer alguien. Ven conmigo. –Paul la tomó del otro brazo.
-Nos vemos. –saludó Ringo-Que mejores, Midori.
-Gracias…
-Ven, ¿puedes caminar?
-Sí, pero todo me da vueltas.
Paul empujó la puerta del edificio e instantáneamente apareció su chofer con un paraguas y los acompañó hasta el auto.

Durante el trayecto, Midori durmió. Paul no perdió de vista que la chica se parecía mucho a Doris, y algo que lo alarmó: también reconoció rasgos suyos en ella.

-Midori, despierta, ya llegamos.-la sacudió con suavidad, cuando el coche atravesó la gran portada de su casa.
-¿Qué?
-Despierta.
La tomó de una mano y la ayudó a salir del coche. Entraron a la casa, no se oía absolutamente nada.
-Ni una palabra de esto. –le advirtió al chofer.
-Lo que usted mande, Sir.
-Midori, ¿quieres comer algo?
-No…Me duele el brazo.
-Bien, te acostarás en alguna de las habitaciones, y dormirás un poco.
-Pero tengo que irme…
-No, no saldrás a la calle así, y más con la que está cayendo. –la guió hasta una habitación y allí la dejó.
************
“Para Elisa” otra vez sonó, sacando a Midori de su profundo sueño. El teléfono vibraba y se sacudía al ritmo de la musiquita, hasta que ella logró alcanzarlo.
-¿Sí? –dijo aún confundida, ni recordaba bien dónde estaba.
-Midori soy yo, tu padre.
Pestañeó rápido. ¿Su padre? Hacía meses que no sabía de él.
-¿Qué pasó? –preguntó con brusquedad, un llamado así sólo la asustaba y quería saber cuanto antes el motivo.
-¿Qué pasó? –dijo él, sarcástico-La pregunta sería, ¿qué te pasó a ti?
-¿A mí? Nada.
-Hablé con tu madre, me contó todo. Quiero que vuelvas a tu casa ya mismo, deja de deambular por Londres, es peligroso para una chica como tú, que no sabe nada.
Sintió indignación, ya le iba a contestar cualquier cosa cuando vio que la puerta se abría y aparecía Paul con una bandeja llena de comida. Se dijo que pelear con su padre no tenía sentido cuando una bandeja con comida la miraba provocativamente.
-Hablaré luego contigo, tengo que cortar.
-¡Midori Watts, me escuchas sí o sí! Ya mismo vuelves, en dos días estaré en tu casa. Ten vendrás conmigo a Canadá.
-Sí, sí, lo que digas…-cortó y lanzó el teléfono al otro lado de la amplia cama.
-¿Pasó  algo? –peguntó Paul.
-No, nada.
-¿Era ése novio tuyo?
-No, mi padre. ¡Trajiste comida! –manoteó un plato lleno de arroz con condimentos raros. No le importó mucho, tenía hambre e igual se veía apetitoso.
-Pero, ¿tienes padre? Pensé que no…
-Está por ahí…
Paul la miró comer. Si entender bien cómo, sabía que la chica quería evadir el tema. Pero él estaba interesado, si resultaba ser su nieta, tenía que saber sobre su vida.
-¿En dónde está?
-Ya dije, por ahí.
-Pero…
-Ay, ay, señor curioso…Está en Canadá, ahí con los esquimales…
-Los esquimales están en Alaska.
-Me da igual, hace frío, debe haber esquimales también en Canadá.
-Pero…
Midori bufó y lo miró, dejando de comer.
-A ver, quieres saber, ¿no? Bien, se llama Jake, se separó de mi madre cundo yo tenía cinco años, ahora vive con una rubia y tiene una hija pequeña. O dos, no me acuerdo. No llama nunca y hoy llamó para exigirme que vaya a Canadá, pero sé que son puras amenazas, nunca cumple nada, ni las cosas buenas ni las malas. Ojalá viniera para ver…Bah, no tiene sentido. ¿Conforme?
-Sí, perdón si te molesté.
-Mas me molesta la comida que me trajiste y sin embargo la estoy comiendo.
Paul sólo se quedó en silencio mirando el suelo y escuchando los ruidos que ella hacía al masticar.
-Dejé a mi novio.
-¿Si? Me alegro muchísimo, estaba intranquilo con ese tema.
-¿Hablas en serio? No mientas.
-Sí que hablo en serio, pensaba que te pegaba.
-No, nunca se atrevió, y si lo hubiera hecho, se hubiera arrepentido. Pego fuerte, ¿sabes?
-Me imagino. ¿Y ahora qué harás?
-Volveré al hotel y…nada más, no tengo mucho para hacer. Seguramente mañana por la tarde vuelva a casa, mientras espero los resultados, así no gasto y me aburro en esa pocilga.
-¿Por qué no te quedas aquí? Hasta mañana estaré solo, bueno, por la mañana iré a la productora, Nancy recién llagará después del mediodía. ¿Te gustaría venir a la productora? Después de  todo, ya la conoces…
-Sí, me encantaría.
-¿Quieres cenar algo mejor que esto?
-¡Sí!
-Veré qué puedo prepararte.
-Deja esas cosas, vives en una ciudad, viejo, no en el campo, como yo., pide unas pizzas.
-¿Pizza? Hace años que no como pizza. Y no me llames viejo.
-¿70 años y te privas de la pizza? Hombre, empieza a vivir la vida…
-Creo que te estás tomando demasiada confianza…
-Relájate…Llamaré a un delivery.
*********
La tormenta arreciaba afuera y parecía que adentro también, a juzgar por el desorden reinante. Cajas de pizza, latas de gaseosa, servilletas usadas, la televisión encendida y…ronquidos.
-Paul….¡Paul!  Hay que ver cómo ronca…Si lo vieran sus fans…¡Abuelo!
-¿Eh? ¿Eh? ¿Cómo que abuelo? ¿Era verdad el sueño?
-¿Ah?
-Soñé que el análisis daba positivo.
-¿Y te ponías contento?
-No sé, me despertaste.
-Paul, ¿qué podemos hacer?
-¿Hacer? Dormir, son las once de la noche. Permiso, voy a mi cama. –se puso de pie.
-¡Es temprano!
-Ustedes los jóvenes…
-Ustedes los viejos…
-Quiero dormir, haz lo que te plazca, pero no molestes.
-Ufa. Paul, cuéntame qué haces con tus nietos verdaderos.
-No sé…-se sentó nuevamente, pensativo-La verdad es que mucho no los veo, siempre estoy de gira, y cuando estoy aquí, ellos viajan con sus padres o están ocupados con sus cosas.
-¿Y tu hija? Me refiero a la pequeñita.
-Ahora está con su madre. Si quieres, un día de estos puedes conocerla. ¡Ah, se me ocurre una idea! Supongamos que no eres mi nieta…
-Eso es lo que quieres.
-No pongas palabras en mi boca. Supongamos que no lo eres. ¿Qué harás?
-No sé, volver, ponerme a estudiar de una vez por todas o buscar un trabajo en el pueblo.
-¿Te gustaría…ser la niñera de mi hija? Si no te ofende, claro, y si te gustan los niños. Aunque ya no está tan niña. Piénsalo, nos seguiríamos viendo. Mal que me pese, me caes bien y te tengo confianza, juntas se divertirán.
-Mmm…podría ser. ¿Cuánto me pagarías?
-Watts, eres una materialista.
-Habré heredado tus genes.
-Lo que quieras.
-Lo pensaré.
-Ah, me olvidé de algo. Ya sé lo que podemos hacer, abrígate, saldremos afuera.
***********
Con largas capas y paraguas salieron al parque. La lluvia y el viento eran impresionantes, y Paul debía alumbrar con una linterna ya que se había cortado la luz exterior. Corrieron hacia un establo pequeño y entraron. Encendió una luz y sólo se vio allí paja, salvo por los dos caballos que dormían tranquilamente.
-Ven.-Paul caminó hacia los caballos. Sólo bufaron y siguieron  durmiendo. Los caballos estaban separados de otro compartimiento, oscuro, por una pared de madera.
-¿Qué tienes aquí? –preguntó Midori.-Qué prolijo todo, ni huele a establo…
-Mira.-alumbró con la linterna a un pequeño nido de ramitas, plumas y paja que había en el suelo. En él, un patito amarillo se revolvió y los miró.
-¡Pobrecito, está asustado! –Midori se arrodilló y lo tomó con ambas manos-¡Tiene que estar en tu casa, con esta tormenta y solito aquí con mucho miedo!
-Es que adentro ensucia…
-¡Pero tiene miedo! –acarició al patito y lo cubrió con su bufanda.
-Vamos a llevarlo, tápalo bien.
Midori lo metió dentro de su campera y sonrió al sentirlo calentito. Otra vez salieron afuera, a empaparse y tropezarse con todo.
***********
-Ahora está bien. -Midori, sentada en el piso, frente a la chimenea, acomodaba al pato en un almohadón-¿Cómo se llama?
-Aún no tiene nombre. ¿Qué tal…Giuseppe?
-No, no, mi Giuseppe es único. Ponle Fígaro. Fígaro Fígaro Fígaroooo –cantó imitando a un tenor, Paul sonrió.
-¿Por qué todo italiano?
-Porque sí.
-No está mal. Hola Fígaro.
-No te contestará, está enojado contigo. ¿De dónde lo sacaste?
-Se lo pedí a un hombre que tiene granja, lo conoce la cocinera.
-Tienes que dejarlo aquí, así aprende a hacer cosas como si fuera un perrito. El mío trae las cartas en el pico cuando pasa el cartero.
-Vaya, no sabía que podían hacer eso.
-Son muy inteligentes. ¿Y ahora qué podemos hacer?
-¿Más? Dormir.
-Siempre pensando en dormir. ¡Vamos a cantar! –en su celular buscó una canción-Ahora sí, le doy al play y…¡Es la nueva sensación la nueva generación, es un salto, es un frenesí…!
-¡Ya deja de saltar sobre mis sillones!
-¡Hay un bombo criminal, un relámpago virtual, hay enanos corriendo por ahí!
-¡Basta, basta! ¡Midori Watts, hija de Caster, nieta de Doris!
-Soy Aragorn, hijo de Arathorn, heredero de…
-Ya.
-Bien, noto que estás algo enojado.
-Mucho.
-Ok, me calmo.
-Haces bien. Apaga la música.
-Pero…¡eres un amargo! ¡La canción es muy buena, podrías saltar tú también!
-No.
-Bien, bien, ya voy a dormir.
-No. Si tantas ganas de bailar tienes, te daré el gusto. Espérame aquí.
Midori se sentó junto al pato, algo enojada. Fígaro trataba de salir del corralito de almohadones que Paul le había armado. De pronto escuchó unos acordes, acordes que enseguida reconoció que eran de ukelele.
-¡Ya sé! –gritó poniéndose se pie de un salto-¡All together now!
-Ese puede ser después…¿Conoces Dance Tonight?
-Sí –sonrió traviesa-es la canción tuya en la que bailan todos.
Paul comenzó a tocar el ukelele y Midori a hacer palmas y silbar con él. Cantaron juntos las primeras estrofas pero como bien sabía Paul, la chica tenía ganas de moverse, y eso hizo, con delicados pasitos de ballet, piruetas, con el pato en la mano, imitándolo a él tocando, o saltando, otra vez sin importarle, sobre los sillones.
Cuando la canción terminó, Midori aplaudió contenta.
-¡Eres un genio! Me encanta esa canción.
-A mí me ha encantado cómo la bailabas.
-Puedes ponerme en tu próximo video.
-Mmm…lo pensaré.
-Te estás burlando de mí, pusiste la cara que hago cuando digo eso.
-Qué bien, ya me sale entonces.
Midori se sentó a su lado, todavía agitada por el baile. Agarró el ukelele, tocó algunas cuerdas al aire, pensativa.
-Paul, ¿sabes algo? Eres un buen abuelo.




-------------------
Después de mil años, volví. Sé que estuve mal en tardar tanto, pido perdón, pero es que antes quería terminar uno de mis fics (pobrecito, aún lo lloro) para estar mas libre para este y el otro. No tienen la culpa, ya lo sé, y también sé que soy mala.
Para pedir más perdón todavía, los invito a poguear con esto:
Ahora me retiro antes de que me tiren con lo que tengan a mano. Si leen esto, les agradezco la paciencia, y les aviso que faltan dos capis para que termine (ya sé, más cosas me van a tirar).
Me voy, prometo que volveré más pronto. 

12 comentarios:

  1. holaa! me encanta este fic, es tan divertido! continualo porfavor, me gusta porque es diferente :3 que lindo seria paul de abuelo *-* jujuju enserio me he reido bastante! eres buenisima, ojala puedas continuarlo :D me encanta! jiji

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hoola Cata bienvenida al fic! Gracias por tus palabras!

      Eliminar
  2. HOLAA MARIAA!! :3 Soy Lucia pero me llaman Lucy que mola mas xD bueno lo primero de todo es...
    ERES LA MEJOR ESCRITORA DE TODO EL UNIVERSO BEATLE*0*
    JAJAJA en serio linda escribes genial:) para mi tus novelas me hacen olvidarme un rarito de los problemas exteriores:3 Y gracias a tus novelas mas de un dia me has sacado una gran sonrisa:) Te admiro:3
    Jajaja bueno no se si tomaras en serio mis comentarios pero soy todo lo sincera y explicita que puede llegar a ser mi cerebro adolescente(aunq el pobre este algo pinzadoxD) jajaja bueno me haria muchisisisissma ilusion que alguien tan PRO como tu viera mi fic la verdad jaja soy nueva lo se:p pero poco a poco mejorare
    este es mi link
    psiloveyoubeatlefic.blogspot.com
    gracias y adios lind@s ^^
    Un saludo lennon jajaja

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me dijeron PRO *.*
      jajaja bueno muchas gracias, no creo merecer tantas cosas lindas que decis, pero igual te las agradezco!
      Con gusto pasaré por tu fic, a ver qué haz hecho ahí jeje
      Un beso Lucy que mola mas XD

      Eliminar
  3. Me gusto mucho el capítulo, estoy ansiosa por el final, espero que McCartney sea su abuelo 😊

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola señor/señora anonimo, gracias por tu comentario!

      Eliminar
  4. HOLAAAAA! Aquí estoy yo por fin, tomando contacto de nuevo con las teclas del teclado del ordenador porque ya me había desacostumbrado y todo, jajaja.
    Ayyyy! Por fin! Por fin con este fic! A ver, ya sabes, ya te conté la historia, que ya creía que lo habías dejado en el olvido y todo (con el consiguiente dolor que eso me traía), pero claro, como soy tonta de remate (iba en mi código genético, sí), yo no preguntaba nada porque vaya usted a saber si mi presión respecto a la ilustre autora de esto desembocará en que la pobre pille una crisis de ansiedad o algo así, jajajaja.
    Naaaa, ahora en serio... Qué genial que has vuelto! Si es que ando recontenta! Ahora, que ya no hay fics cuyo último capi colgar a la vista inmediata, ya no tienes excusas para estas demoras así que... Ya sabes, a hacer feliz al mundo mundial, que ya ves que nos haces feliz a muchas (uy, qué poético y que tal vez patético ha sonado esto! Pero es así! :P )
    Bueno, va, me dejo de chorradas y me pongo a comentarte este capi en sí ya, que hay mucho qué decir ahí... Y como siempre, empezaré por el principio, que es por donde dicen que se deben empezar las cosas, jajaja.
    Primero, Jeremy. Midori, desde aquí me gustaría decirte una cosa. Eso que tú sientes no es que lo eches de menos. No, Midori, no te confundas. Eso que tu sientes se llama TRANQUILIDAD, jajajaja. Tranquilidad porque ya no tienes al perpetuo jodedor (esta palabra existe? jajajaja) a todas horas dándote la brasa. Tal vez ahora estés que no te encuentres sin tener que contestar al móvil continuamente, pero créeme, no es echar de menos, es el bonito y esplendoroso oasis de la paz y la tranquilidad, jajajaja. Así que hija, aprovéchalo! xD
    Pero hay que ver... Poco le dura a Midori la estancia en ese oasis, porque el Jeremy la deja por fin estar tranquila y aparece alguien que no me esperaba para nada... EL PADRE! Alucinante esto. A ver, este señor, vive dios sabe dónde, con esquimales y todo (seguro que hay en Canadá también, que hace un frío del copón, jajajaja), no se preocupa de la hija para nada desde que los dinosaurios poblaban la tierra y ahora... ahora sale con estas exigencias? Que si no te embarques en esta aventura, que si te vas a venir a Canadá conmigo con esa nueva esposa que tengo que seguro que apenas conoces y con un número de hermanos indeterminado (ojo, me abruma la estrechísima relación que hay entre padre e hija, que Midori ni siquiera sabe el número de hijos que tiene el padre, jajajaja)... Pues mire, señor hombre, tal vez hable usted por iniciativa de Caster y todo eso, pero por mí se puede ir a un sitio que sé yo y que, con más concreción, es éste: http://www.youtube.com/watch?v=nTBMwuBjZmE Tranquilo, que seguro que lo encuentra, jajajajajaja. Naaa, ahora en serio, este hombre no es nadie para exigir, más cuando como dice Midori nunca ha estado ahí y jamás ha cumplido ni una sola de sus promesas, ni buena ni mala. Para eso, más vale que se quite de en medio y que no suma más a su hija en esa espiral de decepciones... Pero bueno, al hombre de cuando en cuando le gustará jugar a ser padre por teléfono, y así, de paso, siempre tenemos a alguien (ahora que no está Jeremy), jodiendo a la pobre Midori...

    ResponderEliminar
  5. Y bueno, no esperaba yo que esto de las pruebas fuera a hacerse YA! Ay, madre, qué nervios! Como dijo el tío Julio César, "Alea iacta est" (fíjate si soy culta que hablo latín y todo, :P ). Pues sí, la suerte está echada y ya no hay vuelta atrás. Los resultados serán los que serán, aunque viniendo de ti soy capaz de esperarme cualquier cosa! jajajajaja. Si se cumple mi pronóstico al respecto ya te lo haré saber, porque tengo mi apuesta particular acerca de cuál va a ser el resultado, aunque por ahora, me callo, jajajajajaja.
    Y bueno, Paul de abuelo medio protector... :) Esta escena me ha dado mucha ternura, la verdad, incluidas las conversaciones sobre los nietos de Paul, el padre de Midori o sobre lo viejo que anda Paul que se quiere ir a dormir tan pronto, jajajajaja. Por cierto, el guiño a mi eterno Tolkien, Aragorn hijo de Arathorn, heredero de Isildur, señor de los Dúnedain, me ha encantado. Y por cierto, tal vez ya la hayas visto porque yo la he colgado alguna vez por Face, pero no puedo resistirme a esto...
    http://1.bp.blogspot.com/-6VH4xs73Tew/UaJJcrbdI-I/AAAAAAAAH80/X9exmJe9I9M/s1600/ARAGORN.jpg XDDDDDD Es que es buena de narices la imagen! Jajajajajajaja. Vale, sí, mejor paro porque me has tocado un tema sensible y me emociono y es caso que te acabe hablando de cómo Sméagol acabó por convertirse en Gollum, quien, por cierto, en esa película que jamás llegó a realizarse, iba a interpretar cierta persona a la que quiero muy mucho y que... VALE. SÍ. PARO YA. xD
    Bueno, que sí, que como iba diciendo esta escena de Paul / Midori me ha dado mucha ternura. Además, que creo que a Paul le ha venido muy bien eso de tener a Midori cerca, como que lo ha... cambiado, por así decirlo. Me refiero a que lo que no hace con los nietos lo hace con ella y... es más que evidente que le ha pillado un cariño inmenso, él a ella y ella a él. Así que, independientemente de las pruebas y de lo que digan, ahí, tanto con Paul como con Ringo (que ya tuvo su escena de súper abuelo cara la Play en otro capi), se ha creado un vínculo que seguro que no se podrá borrar así como así. :)
    Así, que sin más que decir, se despide por aquí la fan de Gollum! Sigue así, haciéndonos desternillarnos de risa y morirse de ternura, como lo estás haciendo, máquina!
    Besotes de los grandes desde la otra punta del mundo! Muaaaaaaaaaaaa!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Dos palabras: CASATE CONMIGO.
      XDDDD
      Saludos Tolkiana!

      Eliminar
  6. Mariaaa linda vi tus comentarios y ... me hasemocionado:') jajaja hoy subi un ... algo raro(? Jajaja para agradecerte todo a ti y a unas bloggers mas pero sobre todo a ti linda jahaja y si para mi eres toda una PRO :3 JAJAJA XAOOO UN.BESOO DESDE ESPAÑA :3

    ResponderEliminar
  7. WAAA FELIZ DIA INTERNACIONAL DE LA PAZ Y NO VIOLENCIA!! ALIAS FELIZ DIA LENNON JAJAJA ok no._. Ohh si?? BUENO PUES AQUI LA FOREVER ALONE DE LUCY LENNON HA ESTADO COMO ANTES HE DICHO TODA LA TARDE PARA HACER UN CAPITULO ESPECIAL DE LA PAZ ... TODA LA TARDE DE FOREVER ALONE EN LAS TINIEBLAS DE MI HABITACIÓN xD y todo para la GRAN MARIA :D jajaja espero que te guste si lo ves :) y perdon por llenar esto de comentarios lennon jajaja xaooo un saludo i love you

    ResponderEliminar
  8. Maria seré breve jaja ya he respondido a tu super pregunta y gracias por comentar :3

    ResponderEliminar

Por cada comentario, tu beatle preferido te dará un beso.

nRelate Posts Only